Me leen...

domingo, 5 de agosto de 2012

El viaje más largo







Me pediste que posara para tu cuadro, necesitabas alguien que transmitiera dulzura, decías. Sabía lo importante que era para ti, de él dependía tu futuro en la Galería. Accedí gustosa y acudí día tras día al estudio dónde las horas transcurrían lentas, muy lentas, y tus ojos posados en mí revelaban todo lo que de ti no sabía.


Conforme pasaba el tiempo fui penetrando en tus pupilas, atravesando mares luminosos dónde cada sensación era diferente a la anterior, conocí más en esos días que en toda mi vida. Nunca hubiera podido imaginar lo que en ese viaje aprendería.

Concentrado en tu obra tu cuerpo resplandecía, tus manos eran mariposas que revoloteaban creando vida, me dijiste cosas que no comprendí, pero en mí crearon la magia de vivirte (vivirme) como jamás sospecharía.

Olvidé mi cuerpo, su existencia, dejé de tener presencia física; sin darme cuenta, no sé cómo ni cuándo, fue en el cuadro donde mi viaje terminó. Tus palabras y el aleteo de tus manos no eran otra cosa que brujería.


Imagen tomada de Internet



12 comentarios:

  1. Yashira, leí y comenté este magnifico relato para ENTC y como ya te dije allí es un relato para enmarcar.

    Son relatos como el tuyo lo que proporcionan un nivel muy alto al concurso.

    ¡Enhorabuena!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nicolás por tus palabras. Me alegra mucho que te gustase mi relato. Es un honor un comentario como ese viniendo de ti.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. La forma de mirar dice mucho de quien está mirando, y los pensamientos que tenemos de otro, mucho más de nosotros mismos que de ese otro.
    Hermoso relato. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste James. Y también que pases por este espacio. Quizás tengas razón en lo que dices, tendré que pensar en ello.

      Besos.

      Eliminar
  3. De leerlo solamente me puse nerviosa, en la piel de la modelo.
    Gran, GRAN relato, felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ayelén, demuestras mucha sensibilidad al decir eso. Se nota que las cosas las vives desde el corazón.

      Besitos preciosa.

      Eliminar
  4. Es curioso en este relato como la narradora nos cuenta una doble entrega de interiores. Uno pinta, pero la modelo a través de los ojos del pintor absorbe. Me gusta. Además ese cuadro lo clava, ese pintor que sale a su vez de la paleta como la modelo de cuadro. Venga, acabo de descubrir tu nombre real y trataré de localizar en ENTC de agosto, pues creo que nos veremos por allí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, seguro nos vemos por allí Ximens. Es cierto que esta foto que encontré por internet le iba genial a mi relato.

      Besos.

      Eliminar
  5. Me gusta como se cuenta la historia, como sin sobresaltos llegamos a ese final sorprendente. Muy buena participación.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elysa, me alegra que te guste.

      Besitos.

      Eliminar
  6. Una historia muy bien narrada y con la extensión precisa.

    Ha sido un placer disfrutar tu blog..

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, de nuevo, me alegra tu visita y sobre todo me llena de alegría que lo hayas disfrutado. Vuelve cuando lo desees, aquí estaré para recibirte con los brazos abiertos.

      Un saludo,

      Eliminar

Gracias por tu comentario. Me alegra saber que pasaste por aquí.