Me leen...

sábado, 3 de diciembre de 2016

Mercedes Castejón (25/08/1920-14/04/1950)



Imagen tomada de Internet



Me acuerdo de todo, de la ventana que daba al patio de luces, a medio día unos popurrís de olores llegaban a través de ella, en la tarde entraban los gritos y juegos de los niños hasta la hora de la merienda. Recuerdo ese edificio antiguo y en mi evocación puedo vivir cada instante como si fuese ayer. Hasta recuerdo a los porteros que, desde el entresuelo, cuidaban de que se mantuviese el orden en las zonas comunes.
Pero Antonio, todo lo que me cuenta parece bastante normal, comenta el psicólogo.
Sí, todo sería normal si no fuese porque, en esa época, mi madre todavía no había conocido a mi padre, aquellos porteros fallecieron antes de mi nacimiento, y cada día mis pasos me llevan al cementerio, me siento en la tumba de una mujer de la que no sé nada, sólo que tendía la ropa cada día con creciente dificultad, su abultado vientre hacía muy costosa la labor y sueño con la sangre que resbala por sus piernas.

Releo una y otra vez la escueta esquela... 





Imagen tomada de Internet


© Yashira  2016




martes, 22 de noviembre de 2016

Semana 9. REC.

Post mortem


Mar Aral


No era el mar pero se le parecía cuando fijaba su mirada en el infinito, esos grandes ojos azules antaño llenos de vida, estaban mustios, como esos espejos que ya no reflejan. Hoy el mar se secó. 
© Yashira  2016




Imagen tomada de Internet


Invernaderos

No era el mar pero se le parecía, desde la ventanilla del coche siempre imaginaba a papá navegando entre las olas con su velero, aunque el velero se transformara en camioneta, y ésta rebosara tomates nada más bajarme a saludarle. 
© Yashira  2016





miércoles, 16 de noviembre de 2016

Luna Negra



Imagen tomada de Internet



__Mira la luna Pedro, está preciosa.

__María, todas las lunas llenas dices lo mismo, claro que está preciosa.

__No, hoy es diferente, mírala, verás que no es como otras veces, hoy parece una flor.

__¿Una flor? ¡Qué cosas tienes mujer!

Ambos miran embelesados esa preciosa luna, grande, redonda.
Sin apartar los ojos de ella se toman de las manos.

__Realmente nunca había visto la luna así__ Comenta Pedro casi sin pestañear.

__Te lo dije, es especial ¿Significará algo?

En algún lugar, en el mismo momento, un astrónomo mira la esfera y le invade un escalofrío.

© Yashira  2016




lunes, 31 de octubre de 2016

Tras el accidente



Imagen tomada de Internet

La pequeña se acercaba cada noche e intentaba entablar conversación, reconozco que al principio la rehuía y sé que eso no estaba bien, ella necesitaba comunicarse. Vencí mi reticencia y acepté su compañía, comencé a acostumbrarme a sus risas y a los rizos que caían por su mejilla. Desde entonces han pasado más de 20 años, ella sigue viniendo a visitarme aunque más de tarde en tarde. Y nuestras conversaciones cada vez son más cortas. Intuyo que sabe que se acerca el momento en que compartamos morada.
© Yashira  2016



domingo, 30 de octubre de 2016

El Terral


Para los Viernes creativos del Bic Naranja.

Cementerio Inglés, Málaga


Cuenta la leyenda que si te paras junto a los nichos, puedes escuchar los susurros, casi siempre, viejas canciones de amor, aquellas que se aprendían durante la infancia, mientras jugaban en la orilla recogiendo las pequeñas conchas que la mar escupía. Hace unos meses escogí un lugar privilegiado, me siento en una piedra que hay junto a dos tumbas repletas de ellas, allí, la brisa me va relatando antiguas historias hasta la puesta de sol, momento en que todos callan, el silencio convierte en tumba el cementerio y como plomo cae sobre los hombros todo el pesar de las horas y de los llantos antaño acumulados. Hoy, por fin, me susurraron el título del libro. 
© Yashira  2016



lunes, 24 de octubre de 2016

Trabajo rural comunitario


15 de octubre, día internacional de la Mujer Rural, en su homenaje, mi aportación a ENTC.

Ilustración de Amparo Martínez (Petra Acero)

Durante años no supe de dónde venían los tomates, jamás los había visto fuera de las fruterías, pero como el destino es caprichoso, aquí estoy, quedamos pocos aldeanos y aunando fuerzas mantenemos la producción suficiente para la subsistencia. 
Cada mañana me levanto antes que el sol. Con el crepúsculo regreso a casa arrastrando fatiga de años. Así un día tras otro hasta el domingo, jornada de descanso. No, no voy a misa, he cambiado la mantilla por el delantal de faena. A la tierra no tengo que rezarle ni pedir perdón por mis pecados. Ese dios al que rogué para evitar las palizas, al que supliqué por mis hijos; aquel sacerdote que me decía, hija, tienes que tener paciencia, dios sabe lo que hace; nada hicieron cuando quedamos bajo un montón de escombros, cuando aquel al que debía obediencia destruyó lo más sagrado. 
Viajé dejando allí la vida. Y muerta, aunque no enterrada con ellos, me instalé en un lugar casi despoblado que me ha devuelto la energía. 



Es la historia de Manuela, que a sus setenta y tantos años continúa su labor incansable, y cada nueva temporada, da a luz vida que nace de las entrañas que la cobijaron.

© Yashira  2016


Fuera de tiempo



Imagen tomada de Internet

Al otro lado de la ventana hacía sol. Cómo esperar que al entrar en casa lloviera a cántaros. Esto empezó el día que dejó de nacer mi hija, estaba todo preparado, habitación, cochecito, ajuar, mi mujer rompe aguas y al llegar al hospital, no había bebé. Del susto perdí el conocimiento y desperté escuchándome decir: Mamá cierra la ventana, no quiero ver la vida. Mi voz 40 años atrás. Y aquí sigo, sorteando las inclemencias de mi tiempo, despejando tormentas de ideas, que chocan y resbalan por los cristales de las gafas que no tengo y reviviendo la sinrazón que me habita día tras día.

© Yashira  2016





Mi participación en la semana 6 de REC.