Me leen...

viernes, 13 de septiembre de 2019

Luces y sombras (todo o nada)

Manuel_Moraleda
Manuel Moraleda

Alargadas, chatas, frías, siempre pegadas a ti, las sombras, esas compañeras tristes y silenciosas que nunca dejan espacio, rastro, ni palabra. A medio día tratan de fundirse contigo en un intento vano por evitar su muerte, creen que van a morir, no es cierto, pero no lo saben. Adoran la luna llena, plena, esa luna que les permite ser. La oscuridad más absoluta es su mayor terror, se mantienen pegadas a ti, invisibles, expectantes para surgir de cualquier rincón, aprovechando la más mínima luz. Ser tu sombra puede parecer insignificante, pero para ellas es todo. Su existencia depende de la tuya, sin ti solo serían parte de la nada. Pero ¿Qué serías tú sin ellas? ¿Te lo has preguntado?
© Yashira  2019


Para los viernes creativos del Bic naranja.


sábado, 7 de septiembre de 2019

El grito silencioso



Árbol, La Naturaleza, Paisaje, Hojas, Madera, Bosque
Imagen Web

Mientras los días pasaban, con el tiempo en su contra, el bosque seguía en silencio. Dejaron de escucharse las aves, los grillos en la noche, la cigarra al mediodía, por más atención que pusieras solo se escuchaba la nada más absoluta.

En fríos despachos se decide su suerte, la tuya, la de todos. El bosque contiene su aliento.

Hoy, donde los enamorados desataban sus pasiones, donde cientos de especies animales y vegetales regalaban sonidos, aromas, color, las máquinas entran arrollando. Máquinas atronadoras, inmensas, máquinas pesadas que hacen trizas el entorno. Tras el estruendo desaparece la vida y aparecen grandes edificios, asfalto, aceras, contaminación. Donde antes la naturaleza creaba aire puro, ahora habita el hombre, ese es el cambio, el precio por la civilización.

En fríos despachos se decide dónde acaba la vida y comienza la muerte. 
© Yashira  2019



Cuatro Pico-BºConcepción (cartagenadehoy.com)

Para los viernes creativos del Bic naranja y dando voz al bosque que tenemos que salvar en el Bº de la Concepción. Ha coincidido la ficción con la realidad, supongo que pura coincidencia. Esta es la camiseta pintada para la ocasión, el martes nos manifestaremos en defensa de nuestros pinos. 

La imagen puede contener: personas de pie
Yash



sábado, 24 de agosto de 2019

Leyenda india





Cuenta la leyenda que un día hubo un incendio enorme en el bosque. Todos los animales huían despavoridos, pues era un fuego terrible.

De pronto, el jaguar vio pasar por sobre su cabeza al colibrí... en dirección contraria, es decir, hacia el fuego. le extrañó sobremanera, pero no quiso detenerse. Al instante, lo vio pasar de nuevo, esta vez en su misma dirección. Pudo observar este ir y venir repetidas veces, hasta que decidió preguntar al pajarillo, pues le parecía un comportamiento harto estrafalario: 

¿Qué haces colibrí? Le preguntó. 

Voy al lago -- Respondió él-- Tomo agua con el pico y la echo al fuego para apagar el incendio. 

El jaguar sonrió. 

¿Estás loco? -- Le dijo. ¿Crees que vas a poder apagarlo con tu pequeño pico tú solo?

No -- Respondió el colibrí-- Yo sé que solo no puedo. Pero ese bosque es mi hogar. Me alimenta, me da cobijo a mí y a mi familia, y le estoy agradecido por eso. Y yo lo ayudo a crecer polinizando sus flores. Yo soy parte de él y él es parte de mí. Yo sé que solo no puedo apagarlo, pero tengo que hacer mi parte. 

En ese momento, los espíritus del bosque que escuchaban al colibrí, se sintieron conmovidos por la pequeña ave y su devoción hacia el bosque. Y milagrosamente enviaron un fuerte chaparrón, que terminó con el incendio. 

Las abuelas indias contaban esta historia a sus nietos concluyendo: 

"¿Quieres atraer los milagros a tu vida? ¡Haz tu parte!"

Olvidamos que, uno a uno, sumamos millones. No hace falta hacer grandes esfuerzos, ni aportar grandes cantidades de dinero, solo es necesario que, cada uno de nosotros, hagamos lo que en conciencia sabemos que podemos hacer. Si quieres que algo suceda "haz tu parte"


martes, 6 de agosto de 2019

Revelación póstuma

Mujer, Espejo, Psique, Depresión, Personalidad
Imagen Web

Por favor, lanza mis cenizas al mar y no te sorprendas. 

Disfrutaba nuestras visitas otoñales a esa cabaña para ver si podíamos mantener la esperanza de comprarla, nunca lo hicimos; te pido perdón por mi falta de tiempo, es un desatino lo sucedido, pero amor, no estaba previsto. 

Ayer decidí darte una sorpresa, subí a verla una vez más y comprobar su disponibilidad, por cierto, en la guantera del coche encontrarás el dinero para la señal. 

Había niebla, un ciervo apareció de repente, giré y allí estaba el árbol ¿Aquel en el que grabamos un corazón? No sabría decirte, pero era grande y majestuoso, como a ti te gustan. Lo abracé tan fuerte que ya nunca me podré desprender de él. Puesto que siempre habrá algo de mí en la montaña, te ruego que el resto lo entregues al mar, nunca te lo dije, no quería discutir, pero era ahí donde a mí me apetecía pasar los últimos años de mi vida. Ayúdame a cumplir ese deseo, 

Tu siempre amante esposo, con cariño.


_ ¿Con cariño?
_ ¿Alguien puede escribir algo así en el espejo del baño con cariño?
© Yashira  2019



lunes, 29 de julio de 2019

Nudismo emocional


Para el viernes creativo de El bic naranja.

Art_velope (Sherin_kadeeja)
 Art_velope (@sherin_kadeeja)


Dejaron de importarte mis pechos, mi espalda, ni mis nalgas reclaman tu interés. Tratando de quitarme los calcetines acabo sentada en el suelo desabrochando el pantalón que no puedo sacar desde esa posición. Me tumbo en un intento de desnudar mis piernas, pero la camisa se enreda en la hebilla del zapato y quedo doblada, extenuada. Cierro los ojos, respiro profundo y grito, grito fuerte. Quizás soltando adrenalina también me desprenda de la piel pegada al alma, la que me impide mostrar la desnudez que tú reclamas. Me quieres desnuda, totalmente desnuda. 
© Yashira  2019



domingo, 21 de julio de 2019

No puedo, estoy agotada.

Karman Verdi
Karman Verdi









Ella no quería ir al cine, pero mi decepción al escuchar su rechazo la hizo cambiar de idea. Nunca pensé que aquellas palabras encerrarían tanta verdad. 
© Yashira  2019












Para los viernes creativos de El bic naranja. 


domingo, 21 de abril de 2019

De-presión





Como una esponja exprimida, así comenzó todo. La vida le estrujó el corazón hasta dejar un profundo hueco en su interior. Desde ese vacío sintió desdibujarse su ser, tanto que ya ni se reconoce. No queda nada de la persona que fue, solo una silueta borrosa recuerda vagamente que existió. Desde la distorsión vive una realidad distinta, percibe, atisba, pero el miedo habita el hueco, se ha adueñado y se ha hecho fuerte, le impide ver, hablar. Aislada del mundo real, reducida a sombra resultante tras la o-presión. 

© Yashira  2019




Para los viernes creativos del Bic naranja