Me leen...

viernes, 8 de enero de 2021

Cuando hablas de más.

@thundergirl_xtal



Después de la larga conversación, bueno, monólogo, que mi amigo me soltó, supe que, desde el principio, había metido la pata. Esa noche cenábamos en un japonés de renombre, de esos caros y difíciles de pronunciar, tomé los palillos bien cargados de arroz y, sin pronunciar palabra, me dispuse a no hablar más. 
© Yashira  2021


Primer viernes creativo del 2021


viernes, 18 de diciembre de 2020

Estrella de Navidad

 




Una nueva estrella brilla anunciando la venida de nuestra salvación. Tras los oscuros meses pasados, cualquier luz será bienvenida, pero ¿Qué precio habremos de pagar? 
El año comenzó como todos, buenos deseos y nuevos propósitos, pero hoy ¿Quién piensa ya en ellos? Hoy solo hay un deseo, vivir. 
Está en juego algo más grande que nuestra pequeña supervivencia, está en juego la madre tierra, tal y como la conocemos, contra eso no hay vacuna. 
La inmunización prometida salvará seres humanos, pero la humanidad no entiende la necesidad de vacunarse contra la avaricia, contra ese virus consumista que acabará por dejarnos sin posibilidad de supervivencia. 
Nuestro mundo está enfermo, se retuerce moribundo y pide soluciones que no todos entienden. Nosotros somos la enfermedad que rompe el equilibrio causando catástrofes, nosotros horadamos las entrañas y contaminamos aire, agua; asesinamos especies, destruimos a pasos agigantados ¿Dónde se hallará la vacuna contra nosotros? ¿Quién encontrará el modo de salvar este mundo? 
© Yashira  2020


Último viernes creativo de 2020



domingo, 19 de julio de 2020

A la fuga

                      



Tras la victoria de nuestro equipo, decidimos ir, como siempre, a la plaza a festejar. 
El problema era que estaban prohibidos los festejos por culpa del maldito virus, la plaza estaba acordonada y tuvimos que romper los precintos. Comenzamos a gritar y brindar, chapoteando en la fuente sin ningún tipo de recato. Apareció la policía y se mantuvieron formados frente a nosotros que, sin inmutarnos, seguimos con nuestra fiesta. Algo me golpeó, pensé que había bebido demasiado, porque al caer, diría que vi, claramente, a la Diosa Cibeles con las faldas arremangadas, corriendo delante de la policía. Aunque pensándolo bien, no podía estar delante si yo estaba panza arriba, pero que la vi, la vi. 
Cuando desperté estaba sentado en una esquina mirando atónito la plaza con la fuente y los leones, la Diosa había desaparecido. 
Desde entonces se encuentra en busca y captura, parece que se unió a la fiesta y no pudieron detenerla. 
© Yashira  2020



 

La pareidolia es un fenómeno psicológico que consiste en ver figuras que son familiares al ojo humano donde no las hay.

Viernes creativo del bic naranja, aunque sea domingo. 

miércoles, 10 de junio de 2020

Trans


Bebé, Niña, Dormir, Niño, Retrato, Sweet, Hija



Y ella finge que se lo cree cada noche, tumbada en la cama le cuento la historia de su nacimiento, de cómo su madre la amaba más que a nadie en el mundo. Ella sonríe y sus preguntas se suceden una tras otra ¿Cómo nos conocimos? ¿Cómo nos dimos el primer beso? Cuando el sueño vence a su curiosidad, la niña nacida de mis entrañas, abrazada a mi cuello me dice: "Papá, mañana me cuentas más". 
© Yashira  2020



sábado, 6 de junio de 2020

Enamorado



Irie Wata




Escalando tu figura comprendí dónde se encontraba la cima. No era en las cumbres nevadas, ni en los altos y escarpados detalles de tu mirada, no, al escalar, centímetro a centímetro, esa silueta dispersa entre nubes y mares, entre el fuego abrasador del sol que emana de tu piel, pude percibir dónde pretendías llevarme, sentí la terrible atracción de aquella boca escondida entre pliegues, describir la desazón, el miedo, la dicha, o tratar de salvar cualquier alma que a ti se acerque, es batalla perdida, comprendí dónde iría y no pude detener el volcán que provocaste. En el crepúsculo del día, cuando ya no existo, porque fui hecho prisionero, engullido y convertido en tu cuerpo, puedo asegurar que no querría estar en ningún otro lugar. 
© Yashira  2020




Viernes creativo



Desfasado



Quentin Deronzier



Te pienso pero no recuerdo tu imagen. Creo haber guardado una foto tuya en algún cajón, donde los recuerdos se arremolinaban como huracanes. Quizás por eso no la encuentro. Eso sí, te siento, percibo tu movimiento dentro de mi cabeza. Si sigues dando vueltas me volverás loca. Calla, no repitas más esa canción, desde la última luna nueva hemos cambiado de fase dos veces y tú sigues estancando en el desfase. No, la desescalada no es para ti, solo yo cambio y tú sigues tratando de llevarme a tu terreno, el terreno de la tensión. Y seguirás a tu propia luna, pintada de blanco, la que colgaste sobre el universo azul de tu pequeño mundo interior. 

© Yashira  2020



Viernes creativos: tu interior




domingo, 26 de abril de 2020

El nuevo mundo interior



Negocio, Transportista, Empresa, La Tierra, Mano, Manos


Todo comenzó como las grandes catástrofes, con ese ronroneo que la mayoría no detecta.
Terremotos, tsunamis, epidemias, sucedían lejos, en otros lugares que, con menos suerte, debían afrontarlos y salir adelante. 
Nosotros continuábamos con nuestros quehaceres, quizás con alguna palabra de conmiseración en una charla de café o cervezas, rutinas que, día a día, colocaban el sufrimiento ajeno como sonido de fondo.
Pero, de repente, todo cambió. Sin saber cómo, la vida se puso del revés, no veíamos una noticia en el telediario, éramos los protagonistas; y nuestro mundo conocido dejó de ser seguro, caían nuestros semejantes sin oponer resistencia ¿Contra qué luchar? ¿Cómo resistir?
En estado de shock, los ciudadanos de cada país, tuvimos que desdibujar la vida conocida para recrear un mundo nuevo, el mundo interior. Dentro de nuestros hogares, en el interior de nuestros cuerpos, se libraban las batallas.
Y tended una mano tomó nueva relevancia, las manos se tendían sin rozarse, pero se tendían, aportando, cada uno, lo que tenía o sabía hacer, así surgieron los héroes, sin capa ni espada, héroes que, día tras día, cuidaban, limpiaban, trabajaban o animaban. Y descubrimos que, los héroes, también se quedaban en casa. 

© Yashira  2020



SOLIDARIOS PARA EL DESARROLLO con el CENTRO SOCIAL UNIVERSITARIO DE LA UNIVERSIDAD DE MURCIA os animamos a que escribáis sobre la "Solidaridad en tiempos de confinamiento". Un texto breve, un microrrelato.