Me leen...

jueves, 31 de mayo de 2012

Las lágrimas de la luna



Querida luna de abril, miras nuestras caras, nuestras vidas, visitas cada hogar con la calma de quien sabe dónde va. En ellos encuentras tristeza, enfermedad, soledad, algún que otro beso, pero también alguna maldad. Nos sientes tus hijos porque nos viste nacer, y siempre vigilante intentas proteger lo más tierno de nuestro interior, eso que no sacamos a la luz por temor a ser descubiertos; por miedo a que otros aprovechen nuestra debilidad. Tú nos conoces bien, conoces el fuego y la vida que perdemos en ese error. Hoy llena de dolor e impotencia rompes tus normas, y comienzas a llorar.

Es la lluvia la que llega desde el fondo de mi corazón, está fluyendo como manantial, ya los ojos se van llenando y resisto; no la dejo fluir. Como fuente natural una gota resbala por mi cara, ya  nada la detendrá. Desde este momento comienza a caer y el mundo me mira, la tierra seca respira y dichosa recibe alimento; surge de la nube oscura del alma y se derrama todo el interior: las lágrimas antes contenidas fluyen y comienza la inundación. Un mundo de agua que recorre tu interior, desde mis ojos directamente a tu corazón.

sábado, 19 de mayo de 2012

Controlando sueños

Imagen diseño exclusivo by Aurora©


Mi insomnio será mi mejor aliado. Desde hace dos meses no puedo dormir, es una bendición porque hasta ese momento los sueños manejaban mi vida. Cada vez que me dormía, surgían como pulpos invadiendo todo lo que encontraban: la casa en la que vivía, mi trabajo, incluso la escuela de mis hijos; todo sufrió los cambios que mis sueños decidían. Como una tortura entraban en la noche, luchaba contra ellos con las armas de que disponía: un despertador, el móvil, hasta un muñeco escandaloso de mi pequeña hijita.
Al despertar, ellos se resistían a abandonarme, con los ojos abiertos los veía sacar sus tentáculos e invadir a través de la ventana la casa de mis vecinos, el parque y los coches aparcados que eran transformados en cajas de cerillas. 
Ahora que no duermo, no pueden invadirme, sé que me controlan, vigilan mis movimientos; cada vez que me relajo los veo acercarse por el rabillo del ojo, acechando... Pero esta vez, los tengo bloqueados. Sólo hay un problema, mañana me operan, he pedido que no me pongan anestesia.





Relato preseleccionado para el CONCURSO MINIFICCIONES EN CADENA DE TRIPLE C (X Quincena)



jueves, 17 de mayo de 2012

Destino final

Imagen diseño exclusivo by Aurora©

Mi insomnio será mi mejor aliado. Hasta que dejé de dormir nunca salia a la calle, me asustaba cruzarme con la gente. Pero he descubierto que a ciertas horas, la ciudad está desierta y es sólo para mí. Puedo recorrer sin temor cada uno de sus rincones, conozco dónde está el mercado, la zapatería, el cine e incluso me  he encontrado con un teatro, ese lugar me ha fascinado; creo que será mi destino final. Siempre me atrajo ese mundo: tras una máscara convives con los otros pero nadie te ve. Cruzo pasillos dónde todos me saludan y me muevo libremente por primera vez.

Al terminar la función todos en pié, aplaudiendo emocionados. De pronto el silencio se apodera del recinto.
Desde lo más alto cuelga la figura de un enmascarado.




Relato preseleccionado para el CONCURSO MINIFICCIONES EN CADENA DE TRIPLE C (X Quincena)

domingo, 13 de mayo de 2012

Aceptación


Foto tomada en el Cabezo de la Fuente (Los Belones) Cartagena



Comencé despacio para no gastar mis fuerzas. Fui buscando en cada momento el lugar más adecuado para no caer. Con cuidado posaba mis pies sobre arenas resbaladizas, sobre rocas empinadas; sobre piedras que se desprendían en mi escalada. De vez en cuando me agarraba a alguna rama generosa que aguantaba mi peso sin ceder.
En dicha subida descubrí lo más increíble: en el suelo, las hojas caídas dibujaban tesoros; los árboles, altivos, lucían ramas de oro y la brisa que llegaba, impregnaba el ambiente de aromas que te transportaban a tierras lejanas.
Desde arriba había mejor perspectiva. Podía ver cada trecho de la empinada subida: la base firme, cargada de viejas historias para contar al calor del hogar en las frías noches del invierno.
Conforme asciendo escribo  mis propias anécdotas, conozco gentes, disfruto, percibo sensaciones nuevas, descubro lugares diferentes,...
Consigo llegar a la cima. Los miro con estupor, otros llegaron antes y cada uno describe de distinta manera su camino. Las dudas asaltan de nuevo. Y te dices a ti misma: " Subiste buscando calma, soledad, tiempo para respirar, para reflexionar; pero aquí, todos hablan y ríen. Todo lo que te perturbaba ha subido contigo". Y entonces, mirando alrededor, te das cuenta que solo hay un modo de aceptación: recibir con gratitud lo que los otros tienen para dar.

Foto tomada en la Fuente (los Belones) Cartagena

domingo, 6 de mayo de 2012

Enamorado

Finalista del CONCURSO MINIFICCIONES EN CADENA de Triple C (IX Quincena)
 
 
Imagen diseño exclusivo by Aurora©

Nunca se atreverá a embestir el barco, su cuerpo esbelto y hermoso es ciego a mis encantos. Las algas como melena se dejan llevar por la corriente y recorren mi piel cuando se acerca. Se me eriza todo el vello, no siento frío, siento miedo. Es mucho lo que anda en juego.
¿Surcamos mares distintos formados de la misma agua? No comprendo la imposibilidad de ponernos de acuerdo.
Ayer sin ir más lejos, la vi deslizándose con la belleza que sólo una danzarina transmite en sus movimientos. Ni me miró, pasó de largo y sólo pude respirar su perfume durante un instante fugaz; fué suficiente para encender la pasión y revolucionar mi cuerpo. Llevo todo el día pensando en una posibilidad: como submarino puedo sumergirme en el abismo de su soledad, no me podrá detectar hasta que ya sea inminente el choque frontal.

viernes, 4 de mayo de 2012

Te encontré al final



Estoy adentrándome en tu bosque, del que tantas veces me hablaste, se que no te encontraré aquí, pero conocerlo me ayuda a conocerte más a ti. Recuerdo que hablaste de un pequeño pantano escondido entre los árboles, no se hacia dónde dirigirme, todo es tan similar. Noto un olor extraño, aquí son muchos los olores, pero éste es diferente, huele a menta fresca, como olía tu aliento cuando me besabas. Oigo que me llamas, se que es imposible, pero tu voz me llega nítida, aunque lejana.
Mis pasos dirijo hacia el olor y hacia tu voz, seguro son imaginaciones, pero por alguna señal me tengo que guiar. Mientras camino voy recordando tus brazos, tus besos, tus ojos enamorados, no me fijo por donde piso ensimismada en mis recuerdos.


¿Qué sucede? Metí los pies en algo blando, no los puedo sacar; busco dónde agarrarme, de dónde tirar, me hundo, tengo miedo... Grito pidiendo auxilio ¿pero quién me va a escuchar? agotada me dejo llevar... Rendida a este barro frío, que me tragará. Siento tus labios en los mios, dándome aliento para respirar, el calor sube por mi cuerpo y envuelta en tu abrazo permanezco sin más...










martes, 1 de mayo de 2012

Propuesta de Mos

 


Mos desde su blog "Mos en la orilla" nos propuso hace unos días un juego:Construir un relato o un poema utilizando las palabras que él nos dejaba, en 11 frases u 11 versos.

1) Máscara.  2) Mañana.  3) Credo.  4) Retrato.  5) Apenas.  6) Disparo.  7) Rebelde  8) Niebla.  9) Quebrada.  10) Golpe.  11) Pensamiento.

Esta ha sido mi colaboración:




TRAS LA MÁSCARA

¿Qué sucederá si mañana me quito la máscara? Nadie ha visto nunca mi rostro apenas insinuado, ¡sería un golpe sonado!. 

Desde aquel día que un disparo accidental deformó la estructura de mi cara dejándola quebrada, sólo queda de lo que fui, un pequeño retrato escondido en un armario. Muchos creen que soy un rebelde y que por oposición a las normas de la sociedad me escondo tras este disfraz. Unos pocos comparten mi credo, considerándome su líder y siguiéndome sin ningún recelo, convencidos de que toda esta parafernalia es fruto de un profundo pensamiento. Aprovecharé la niebla para perderme en la eternidad, para unos sólo habrá desaparecido un inadaptado, para otros quedaré convertido en héroe nacional, siempre me recordarán.